Learning to thrive in the new life Jesus offers us – 2 Corinthians 5:16-17

Abigail: Una Mujer de la Biblia, Bella y con Cerebro

Extract from "Jewish Girl in Tangiers" by painter Charles Landelle (1874) (Wikimedia Commons)

This article was originally written in English and is posted here.
Más artículos en Español aquí .

Abigail, Nabal y David 

Al leer 1°Samuel capítulo 25 nos encontramos  con una mujer interesante: Abigail. Tal como varias mujeres del Antiguo Testamento, Abigail es descrita como “hermosa”. Pero, en contraste con otras mujeres, es descrita –también- como “sensata” (NTV), “inteligente” (PDT, DHH, NVI, RVC, LVLA), o “de buen entendimiento” (RV ’60), etc.

Abigail estaba casada con un hombre rico y debe haber gozado de los beneficios de un estilo de vida opulento, pero su esposo rico, Nabal, era tonto, descontrolado y cruel.

El nombre de Abigail (heb. אֲבִיגַיִל) se deriva de dos palabras hebreas: “padre” y “felicidad”, y significa, en español: “la felicidad de mi padre”. Puede que ella haya sido la causa de felicidad en la casa de su padre, pero su matrimonio no debe haber sido feliz.

El nombre de Nabal (heb.  נָבָל) significa “tonto” o “descriteriado” en español. Como adjetivo, esta palabra es usada especialmente para referirse a personas que no tienen una percepción de los derechos éticos o religiosos. Es un nombre apto para este tipo de carácter, el cual tipifica tal comportamiento (Ver nota al pie, acerca de 1° Samuel 25).

Nabal no se dio cuenta de que David y sus hombres habían estado protegiendo a sus pastores. David le envió diez mensajeros, y ellos le contaron a Nabal como ellos habían protegido a sus pastores. Pero él reusó proveerles el alimento que los mensajeros solicitaban. Él incluso les gritó violentamente (1°Samuel 25:14). Nabal, había insultado profundamente a David, y David responde preparándose para una masacre (1° Samuel 25:13, 22).

Abigail era la encargada de una gran casa (habitantes y sirvientes). Tenía muchos siervos quienes confiaban en ella y la seguían. Uno de ellos le cuenta cómo Nabal ha insultado a David, y le informa del peligro que ahora enfrentan. Los siervos de Abigail, hombres y mujeres, rápidamente le ayudan en su plan decisivo para aplacar la ira de David.

Abigail no solo fue inteligente y hermosa, sino también valiente. Hubiera sido una hazaña enfrentar a David y cuatrocientos de sus hombres que habían sido insultados y estaban decididos a vengarse con sus espadas en mano. Sin embargo, Abigail se acercó a David y, con gran diplomacia, y humildemente le ofreció una “ofrenda de paz”. Ella proveyó abundancia de alimentos para David y sus hombres. Su rápida acción salvo a su casa del desastre y retuvo a David y a sus hombres de provocar un derramamiento de sangre innecesario.

Ella fue también valiente considerando que sus acciones podrían haber sido encontradas inapropiadas por su marido  y podría haber tenido que enfrentar su mal temperamento. Al día siguiente, Abigail le contó a Nabal todo lo que ella había hecho. Afortunadamente Dios la libró de la ira de Nabal. Él por su parte inmediatamente tiene un ataque cardíaco y muere diez días después.

Nabal no sabía quién era David, pero Abigaíl sí. Ella sabía que era un fugitivo que huía del Rey Saúl, pero habló elocuente y proféticamente acerca de su futuro reinado, como rey de Israel.  Su discurso es uno de los discursos más largos pronunciados por mujeres relatados en el Antiguo Testamento. Aquí hay un extracto: 

1°Samuel  25:25-31(NTV)

“… Sé que Nabal es un hombre perverso y de mal genio; por favor, no le haga caso. Es un necio, como significa su nombre.* Pero yo ni siquiera vi a los hombres que usted envió. »Ahora, mi señor, tan cierto como que el SEÑOR vive y que usted vive, ya que el SEÑOR impidió que usted matara y tomara venganza por su propia mano, que todos sus enemigos y los que intenten hacerle daño sean tan malditos como lo es Nabal. Aquí tengo un regalo que yo, su sierva, le he traído a usted y a sus hombres. Le ruego que me perdone si lo he ofendido en alguna manera. El SEÑOR seguramente lo recompensará con una dinastía duradera, porque pelea las batallas del SEÑOR y no ha hecho mal en toda su vida. »Aun cuando lo persigan aquellos que buscan su muerte, su vida estará a salvo al cuidado del SEÑOR su Dios, ¡segura en su bolsa de tesoros! ¡Pero la vida de sus enemigos desaparecerá como piedras lanzadas por una honda! Cuando el SEÑOR haya hecho todo lo que prometió y lo haya hecho líder de Israel, que ésta no sea una sombra en su historial. Entonces su conciencia no tendrá que llevar la pesada carga de derramamiento de sangre y venganza innecesarias. Y cuando el SEÑOR haya hecho estas grandes cosas para usted, por favor, ¡acuérdese de mí, su sierva!

No se mencionan ningún niño en el capítulo 25 de 1° Samuel. Abigail tal vez era una joven y nueva esposa y aún no había concebido. Luego de la muerte de Nabal, David parece no perder tiempo en pedirle a ella que sea su esposa. Él la recordaba, tal como ella se lo pidió (1° Samuel 25:31). No está claro si David buscó este matrimonio porque le atraía Abigail o por razones políticas, pero ciertamente él la admiraba.  Abigail llega a ser la tercera esposa de David, y da a luz a Quileab, el segundo hijo de éste (2° Samuel 3:3). Su hijo es llamado Daniel en 1° Crónicas 3:1 (Fuente: Adele Berlin.)

La Sumisión de Abigail 

Recuerdo haber estado confundida cuando era más joven, acerca de la historia de Abigail. Se me había enseñado  que las esposas se sometían a sus maridos en todo –después de todo, eso es lo que Pablo dice en Efesios 5:24. Se suponía que las mujeres debían reverenciar y respetar a sus esposos como líderes, y, ciertamente no decir nada malo acerca de ellos. Pero aquí había una mujer de la Biblia quien fue a espaldas de su marido e hizo algo que sabía que él no hubiera aprobado. Más aún, ella le habla de los defectos de su marido a David: 

1° Samuel 25:25

“…No haga usted caso de ese grosero de Nabal,  pues le hace honor a su *nombre,  que significa necio.  La necedad lo acompaña por todas partes.  Yo,  por mi parte,  no vi a los mensajeros que usted,  mi señor,  envió…” 

A pesar de que Abigail desafió a su esposo y dijo cosas negativas de él, es elogiada por sus acciones. Más aún, David reconoce que ella fue enviada por Dios. 

1°Samuel 25:32-33

“…David le dijo entonces a Abigaíl:   ¡Bendito sea el Señor,  Dios de Israel,  que te ha enviado hoy a mi encuentro!  ¡Y bendita seas tú por tu buen juicio,  pues me has impedido derramar sangre y vengarme con mis propias manos!…” 

De hecho, Abigail es una esposa ideal. Ella no se somete a la estupidez de su marido, pero es sumisa en el sentido de protegerlo a él y sus intereses. Toma la iniciativa cuando él es incapaz o no está dispuesto a actuar, e incluso se disculpa por su comportamiento grosero (Fuente: Adele Berlin. )

Pienso que la Iglesia tiene una idea defectuosa de la sumisión en el matrimonio.  La sumisión bíblica no es obediencia ciega o complicidad. La sumisión está caracterizada por la lealtad, humildad, deferencia y consideración, y busca el bien mayor. Idealmente debería ser mutuo y recíproco, más que de un solo lado: ambos, esposo y esposa ayudándose el uno al otro y sirviéndose uno al otro.

Abigail fue una inteligente oven mujer que ayudó a su marido yendo en contra de sus deseos. Ella inició una potencialmente peligrosa reuniéndose con David,  y habló con gran diplomacia y perspicacia. Dios usó a Abigail para ayudar a David y animarlo con palabras proféticas. Abigail fue una mujer admirable.

© 8th of March 2013, Margaret Mowczko
Traducción al Español de Marlene Patricia Dorigoni Velásquez 

Unkind, judgemental, bizarre, and off-topic comments will be deleted.

One comment on “Abigail: Una Mujer de la Biblia, Bella y con Cerebro

  1. […] This article is available in Spanish. […]

© 2009–2016   Margaret Mowczko | Powered by WordPress